Konrad Lorenz | Un escalon al Mundo

Webmail

Nuestra Historia

El Jardín de Infantes “ Die Hasenschule ” fue fundado en el año 1987 por la Sra, Ilona Besenböck con el propósito de brindar una propuesta educativa alternativa para aquellos padres que no encontraban en la educación tradicional una respuesta acorde para la formación de sus hijos.

Posteriormente, y ante la buena recepción del proyecto entre las familias, se dio continuidad al proyecto educativo fundándose en el año 1991 la escuela primaria, unificándose así ambos niveles bajo el nombre Escuela Konrad Lorenz.

A más de 20 años de continuo crecimiento y desarrollo de nuestra propuesta educativa, seguimos sosteniendo los mismos ideales y sueños que dieron origen a nuestra Institución, acompañando el crecimiento de nuestros alumnos, tanto en Nivel Inicial como Primario, período en el cual la fundadora entendió poder contribuir al desarrollo integral del niño.

Nuestro ideal educativo responde a una pedagogía de base humanista con una fuerte formación en valores

Nuestros Valores

Nuestro proyecto educativo sustenta su trabajo concreto en las aulas teniendo un eje conductor que son las estaciones del año, donde cada niño percibe los cambios estacionales, los vive a través de las diferentes propuestas desde todas las áreas. Estas vivencias permiten que cada uno de los alumnos desarrolle su costado creativo, más allá de estimular también mediante actividades cuidadosamente planificadas y seleccionadas el eje intelectual. Recorren el año escolar con vivencias concretas que trabajarán su ser interior.

Las Cuatro Estaciones

Otoño

Durante el otoño trabajamos los valores que tienen relación con el despojarse de objetos materiales como lo hacen los árboles, se marca como una estación de entrega, solidaridad, compañerismo y tolerancia. En este momento del año realizamos un desayuno de Pascuas entre todos, donde volcamos todo lo internalizado en el trabajo en cada idioma.

Invierno

El invierno nos señala fuertemente un momento de introspección, donde nos preparamos para las estaciones venideras.

Una estación que requiere de perseverancia, coraje, sinceridad (para reconocer debilidades y fortalezas), poder de superación y nuestra capacidad de acompañar a quien necesite.

Esta estación está acompañada de nuestra tradicional Fiesta del Invierno, una verdadera fiesta de la luz, donde dejamos brillar nuestros talentos, capacidades, donde alumbramos el camino del otro.

Primavera

La naturaleza revive en la primavera, todo renace, cobra color verde y vuelve a mostrarse luminoso, exponiendo durante esta época del año todo lo que sembramos y lo hacemos visible en nuestra Muestra de Arte y Concierto Musical de Alumnos. También es momento de mostrar los proyectos trabajados en las diferentes áreas con su producto al resto de los alumnos y a la comunidad de padres.

Verano

Llega finalmente el verano, tiempo de recoger los frutos: realizar clases abiertas, invitar a los padres a ver cómo trabajan los niños, apreciar los cuadernos, los trabajos realizados etc. En el cierre del año los valores que nos sostienen son la honestidad, la sinceridad para reconocer lo que logramos y también aceptar lo que aún nos demanda esfuerzo y que queremos alcanzar el año próximo cuando se inicia un nuevo ciclo. Momento en donde con la Fiesta de Fin de Año mostramos con humildad lo que alcanzamos desde lo individual y grupal, evidenciando un profundo agradecimiento por todo lo recibido.

Konrad Lorenz

Konrad Lorenz nació en Viena.
Renombrado defensor de la naturaleza, es considerado el padre de la etología moderna.
Obtuvo el Premio Nobel de Fisiología en el año 1973.
El legado de Konrad Lorenz no es sólo científico, sino también humanístico.
Con sus ideas quiso prevenir a la humanidad sobre los posibles daños causados al medio ambiente y imposible de recuperar con dinero o tecnología.

Es autor de reconocidas publicaciones, entre ellas:
- “Evolución y modificación del comportamiento”, 1961
- “Los ocho pecados mortales del hombre civilizado”, 1974.

Creó la cadena de la comunicación:
Desde la que se orientan nuestras acciones diarias:

“Haber dicho algo no significa haber sido escuchado.

Haber escuchado algo no significa haberlo comprendido.

Haber comprendido algo no significa haberlo aceptado.

Haber aceptado algo no significa haberlo implementado.

Haber implementado algo no significa haberlo adoptado para siempre.”

Dr. Konrad lorenz